pink

pink
panter

jueves, 29 de abril de 2010

Ejercito Zapatista

Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Secuestro del general Absalón Castellanos Domínguez, ex gobernador de Chiapas el 3 de enero de 1994. Atentados terroristas contra torres de abastecimiento eléctrico, contra un gasoducto de Petróleos Mexicanos. Coche bomba en la capital de México. Bomba en el Palacio de gobierno de Acapulco. Coche bomba cerca de un campo militar en el estado de México, Hidalgo y la capital mexicana, respectivamente.
Ataques notables
A poblaciones: San Cristóbal de Las Casas, Altamirano, Las Margaritas, Ocosingo, Oxchuc, Huixtán, Chanal. Diversos ataques a los acuartelamientos de la XXXI Zona Militar.
Está compuesta por algo más de 3000 (según fuentes oficiales) llamados zapatistas o neozapatistas
El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) es una organización subversiva mexicana de carácter político-militar y de composición mayoritariamente indígena. Su inspiración política es el marxismo-leninismo y el socialismo científico, y su estructura militar es la guerrilla. Su objetivo es «subvertir el orden para hacer la revolución socialista y crear una sociedad más justa» (indigenismo).[1]
Salió a la luz pública en el estado mexicano de Chiapas el 1 de enero de 1994 cuando un grupo de indígenas encapuchados y armados atacaron y ocuparon varias cabeceras municipales el mismo día en que entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, desestabilizando el sistema político mexicano y cuestionando sus promesas de modernidad. Su objetivo era el derrocamiento del presidente elegido democráticamente y el establecimiento de un gobierno socialista en México, haciendo alusión al estilo de Cuba, Vietnam o Angola. Tras el fracaso militar de su revolución decidió emprender una actividad política manteniendo las armas y un carácter de guerrilla de izquierda radical. Su mando tiene por nombre Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General (CCRI-CG) del EZLN.[2]
En la actualidad sobrevive en algunas comunidades de Chiapas ante la indiferencia del gobierno mexicano y con el sustento del turismo, de la población indígena local y con el apoyo financiero del extranjero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario